Las reglas del regateo

reglasregateo

Para algunos puede parecer divertidos y para otros agotador. Mi experiencia fue más del segundo grupo. Regatear me agotó!

Se regatea para todo; para coger el taxi, ir de excursiones, comprar ropa, hacer la compra, comprar comida en la calle… A menos que el precio no esté indicado, tenéis carta blanca para regatearlo. Así que aquí os voy a dar algunas indicaciones.

 

Que no os den pena!

Este fue mi error al principio. Una vez tenía enfrente un anciano, cojo, con pocos dientes y encima amarillados. En mi cabeza ya me había hecho una película de lo difícil que tenía que ser su vida así de pobre. Este señor me estaba vendiendo una caja de madera (que llaman “the magic box”) por 250 MAD, unos 25 €. Vale que esto era un timo pero para mí pensaba:”A mi no me cuesta nada pagar 25€. Para mí no es un gran gasto pero para él sí…y con mucha diferencia”. Chicos, el regateo es parte de su cultura! Al no hacerlo te toman por tonto.

Si se empieza a regatear hay que comprar

Regatear es parte del negocio y si se empieza a bajar el precio hasta lo que se quiere, es de mala forma irse sin comprarles lo que habéis regateado. Lo que yo decía para dejar las cosas claras era: “Estoy solo mirando. No voy a comprar nada”. Lo repetía todas las veces que me enseñaban algo nuevo para dejarle claro que era inútil perder el tiempo conmigo y que no iba a comprar.

Marearle con los precios

Imaginamos que os queréís llevar una mochila. Bueno, empezad por preguntar el precio de la mochila, luego de otras cosas que veis en la tienda y luego preguntar otra vez el precio de la mochilla. Que no os sorprenda si en 2 minutos el precio ya ha cambiado!

Bajar el precio por la mitad

El primer precio que os dirán será siempre el doble de lo que os lo pueden vender. Así que tenéis que empezar por la mitad de ese precio. Ejemplo: os quieren vender una lámpara por 300 MAD (unos 30 EUR). Si la mitad es 150 MAD podéis decirle que la compráis por 100 MAD. Al principio os van a poner cara de locos, pero tranquilos que es parte del juego. Luego os van a decir que no pueden, que no van a tener ganancia y que si le subís el precio un poquito os dan la lámpara. Entonces hay que subir el presupuesto a unos 120 MAD máximo 130 MAD de manera que al final tenéis unos 5 EUR de margen para quedar con el precio final.

compra

El vecino de al lado lo tiene más barato

Esta es la tipica frase que utilizan todos los turistas. Cuidado que ya no os va a servir de mucho. De hecho algunos marroquís se parten de risa y os podrían contestar que se conocen los precios de todos sus compañeros y que no os creen.

Irse pero no irse

Este consejo me lo dió un español que trabajaba en una agencia de viajes y la verdad es que funciona al 100%. Cuando empezáis a regatear y el tío no quiere bajar más el precio os vais despacito diciéndole que os vais a buscar otro más barato. Tranquilo que este os seguirá y os lo dejará al precio que vosotros queréis.

Muchas suerte y que gane el mejor 🙂

 


Quieres saber más?

> Si quieres saber más sobre Marrakech, lee este post.

> Para mejor organizar tu viaje a Marruecos, te doy alguna info práctica para viajar allí.

> Te quedas en Marrakech 4-5 días y quieres visitar lo que hay fuera de la ciudad? Hazte 2 días y 1 noche en el desierto de Zagora

> Hay tantos restaurantes y opciones que no te decides donde ir a comer en Marrakech? Aquí te doy algunas opciones para comer bien.

 

smile

¿Te ha gustado este artículo? No te olvides compartirlo 🙂

 

¡Compartir es vivir!Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

8 comments on “Las reglas del regateo

  1. Depende cómo de motivado vaya regatear puede ser divertido o ser algo muy cansino…
    Para mi es un poco cansino, pero bueno…
    Gracias, excelentes tips.)

  2. Ya te digo @micamilo! Para mi también fue así. Todo el rato, todos los días…que rollo! Como se ve que no estamos acostumbradas 🙂

Leave a Reply