Qué ver y hacer en Heidelberg

heidelberg

Heidelberg es considerada una de las ciudades más romántica de Alemania y está a menos de una hora de Frankfurt. A pesar de ser una ciudad pequeña, tiene un casco histórico muy rico y la universidad más antigua de Alemania. En particular, las ruinas del castillo atraen gente de todo el mundo.

Hay muchas cosas que hacer pero un día es suficiente para poder disfrutar de este pueblo.

Mapa del casco histórico

 

Universidad de Heidelberg

El campus es el más antiguo de Alemania con fecha 1386. Sin visita guida, lo que se puede ver por fuera es solo la fachada de la universidad.

 

Pasear por Haupstrasse

Es la calle más comercial que cruza el centro histórico de Heidelberg. Allí se pueden encontrar tiendas locales, restaurantes, iglesias y Käthe Wohlfahrt, la celebre tienda de decoraciones navideñas. Una pena que los precios no sean tan enconomicos, sino me hubiera comprado de todo 🙂

navidad

 

Iglesia Heiliggeistkirche 

Entrada: gratis

Literalmente significa Iglesia del Espiritu Santo y se encuentra en la plaza principal Markplatz. Es muy grande pero por dentro no es nada especial.

IMG_0243

 

Puente de Carlos Teodoro

Este puente es un icono de la ciudad por su belleza y por su puerta de entrada rojiza con dos columnas blancas. Es un puente a 6 arcos y pasa por encima del río Neckar.

20150419_161537

 

Plaza de Karlplatz

Para mi la plaza más bonita de la ciudad  con su vista al castillo, sus terrazas donde poder tomar algo y sus casas coloreadas.

20150419_135632

 

Castillo de Heidelberg 

Entrada: 7 € adultos

Link: http://www.heidelberg-schloss.de/es/

Desde la plaza Karlplazt se puede subir al castillo de dos formas: cogiendo un trenecito (Untere Bergbahn) o andando. Como las vistas son muy bonitas, merece la pena hacerlo andando si teneís tiempo. Podeís elegir entre subir los 313 peldaños o una rampa. Los dos os llevarán aproximadamente 10 mins.

A pesar de que parece tan hermoso este castillo desde lejos, hoy en día sólo el patio central y algunas salas interiores se pueden visitar.

Cruzada la Torturn, o sea la puerta principal, se accede al patio interior donde se puede admirar el Friedrichsbau, el palacio de Federico IV de estilo renacentista.

Desde allí se puede acceder a la bodega del castillo donde están dos enormes tinajas de 50 mil y 220 mil litros de vino. La más grande la llaman Grosses Fass.

También se puede acceder al Museo Alemám de Farmacia del castillo y a una hermosa terraza desde donde se puede ver el puenta antiguo y el centro histórico.

IMG_0279IMG_0291

 

Jardines del Castillo

jardinesheidel

 

Paseo de los Filósofos

Para terminar la visita de Heidelberg, si os queda tiempo por la tarde, teneís que hacer el “paseo de los filósofos” (Philosophers’ Way). El nombre se debe al hecho de que en siglo 19, algunos poetas como Holderlin y Eichndorff disfrutaban de Heidelberg paseando por las viñas que cubrian la colina.

Es un sendeo que sube la colina en la parte de la ciudad opuesta al castillo y se tarda más o menos unos 40 mins en hacerlo.  Hay varios puntos panorámicos donde se puede admirar el paisaje y tomar fotos del castillo y del puente de Carlos Teodoro. Es ideal para relajarse, descansar y estar en contacto con la naturaleza.

IMG_0342

 


amazon_alemania

Más fotos

 

¡Compartir es vivir!Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply