Boskoppie voluntariado

boskoppieee

Sin duda esta ha sido una de las experiencias más emocionales de mi vida y que aconsejo a todos. Si os estimula la idea de dar leche a un león bebé, jugar con uno de los big five o vivir rodeados de leones, ¡Boskoppie es para vosotros!

Link oficial de Boskoppie: http://www.boskoppie.com/

Precio por día: entre 300 – 500 R (20 -30 €)

Para reservar podéis llamar o escribir un email.

Aunque es voluntariado, hay que pagar una cuota diaria para contribuir al mantenimiento de la reserva y de los animales. El precio incluye el alojamiento y las actividades con los animales. El precio excluye la comida. Lo que se suele hacer es ir a hacer la compra para la semana al pueblo al lado. Luego, en la reserva, hay una cocina grande y equipada para cocinar.

 

Tipico día en Boskoppie

 Uno de los objetivos de la reserva es sensibilizar los voluntariados a cuidar de los  animales, al respecto de la naturaleza y toma de responsabilidades.

Puede ser que el primer día os deja descansar y acostumbrar al clima pero a partir del segundo se empieza a trabajar. Las tareas y la carga de trabajo depende de cuantos animales y voluntariados hay en ese periodo.

En mi caso éramos solo 6 voluntariados y teníamos bastante curro.

6:30 am – Despertador

7:00 am – Preparar leche, y comida para los animales como indica el tablón.

20151109_144706

7:00 – 11:00 – despertar a los pequeños leones (tienen solo unas semanas), estimularlos para que hagan pis, limpiarlos y darle leche. Con los tigres o leones más grande, se suele dar carne (pollo) con leche.

Luego hay que ayudar a limpiar las jaulas, cambiar el agua y hacer lo que hace falta.

Es una experiencia única para estar en contacto directo con los leones y tigres y cuidar de ellos. Cada día, hay diferentes tareas que hacer:

El gordo del trabajo es por la mañana así que por la tarde hay tiempo para echarse una siesta, dar un paseo para ver los grandes leones, sacar a pasear los perros, tirarse a la piscina (en verano), ect.

tige3 tigre2 tigres

Actividades top

1- Dar leche y cuidar de los bebés. Sin duda todos los voluntarios pelean para hacerlo. Los leones y tigres que me tocaron tenían unas pocas semanas de vida. ¡Parecen los peluches de la Trudi! Soaves, graciosos, curiosos y tiernos. ¡Son adorables!

tigre4 tigre5 tigre6

2- Levantar un león de 180 kg. Resulta que un día teníamos que pasar unos leones desde un reciento a otro. Para hacerlo, el dueño de la reserva – John – tiene que disparar somnífero a los grandes gatos, luego 5 personas llega con un tractor para levantar el gran animal y llevarlo a su nuevo lugar.

Contado así parece muy fácil pero creerme que estaba bastante acojonada. Primero porque John nos contó unas historias de los años anteriores que es menos no repetir y segundo porque un león, aunque dormido, es un animal salvaje y puede siempre jugártela.

 tigre7

3- El “banquete” de los grandes. 2-3 veces a la semana, se puede asistir al reparto de pollo para los grandes leones de toda la reserva.

tigre8

 


La reserva – Alojamiento

Todo el campo está rodeado de leones y hace sí que la estancia sea más adventure.

Hay varias casitas (las llaman cottage) y se puede compartir la habitación con más gente si se quiere. Cada cottage tiene un baño con ducha, una pequeña cocina, armarios y un ventilador.

En el campo hay también una cocina muy grande y equipada con todo, piscina (disponible en verano), terrazas para hacer barbacoas, bar, sala con TV, mesa de ping pong y biliardos.

Para los enamorados, acaban de renovar una habitación muy bonitas y hay hasta un capilla para casarme con vista panorámica al anochecer.

tigre9


Recomendaciones

  • Si tienes miedo a los tigres, es mejor que no entres en el jaula… huelen tu miedo y serás su juguete
  • Nunca entrar solo en las jaulas de los grandes animales

 


 

Más fotos

 

 

smile

¿Te ha gustado este artículo? No te olvides compartirlo 🙂

¡Compartir es vivir!Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Leave a Reply